Categorías del aceite de oliva

El aceite de oliva es un aceite vegetal que se extrae de las aceitunas, el fruto del olivo. Dentro de los aceites de oliva se pueden encontrar distintas variedades y distintas categorías.

En esta primera entrega os vamos a explicar las distintas categorías de aceite de oliva que podemos encontrar en el mercado.
  • Aceite de oliva virgen extra: Son los únicos aceites que pueden ser etiquetados por las Denominaciones de Origen. Esta categoría de aceite es la de mayor calidad y se obtiene directamente de aceitunas sanas en un buen estado por procedimientos mecánicos, no puediendo sobrepasar los 0.8º de acidez, es decir un máximo de 0.8 gramos por cada 100. Son aceites aromáticos con cuerpo que conservan todas sus vitaminas y antioxidantes. La puntuación organoléptica de este aceite, puntuado por un panel de cata, debe superar los 6.5 puntos. Dependiendo de la zona donde se recoja, es decir suelo, clima, altura, etc., se le imprime una característica única a cada tipo de aceite. Este tipo de aceite debe estar libre de defectos y con olor intachable. Dentro de esta categoría destacan tres tipos de aceite:

    • Monovarietales: están compuestos únicamente por una variedad de aceituna, las cuáles mostraremos más adelante.
    • Coupage: es una aceite compuesto por una mezcla de diversas variedades de aceituna.
    • Con denominación de origen: etiquetado y embotellado en una determinada zona la cuál garantiza la extrema calidad de este aceite. En nuestra provincia destacan las denominaciones de "Mágina", "Cazorla" y "Segura".


  • Aceite de oliva virgen: Esta categoría de aceite tiene las mismas propiedades de extracción del aceite de oliva virgen extra, pero su puntuación organoléptica se situa entre los 5.5 y 6.5 puntos. Tiene algún defecto que puede llegar a ser casi imperceptible para el usuario final. Además no puede superar los 2º de acidez.


  • Aceite de oliva lampante: Aceite cuya acidez supera los 3.3 grados con sabor defectuoso. No son aptos para el consumo directo y necesitan ser refinados. En la época romana se utilizaban para enceder las lámparas de aceite de ahí su nombre.


  • Aceite de oliva refinado: No se encuentra en el mercado, pero es muy utilizado para preparar el aceite de oliva para las conservas -sobre todo, de pescado- y para otros usos alimenticios como mayonesas, margarinas, etc.


  • Aceite de oliva: Es el más conocido de todos. Esta categoría de aceite es realmente una mezcla entre aceite de oliva refinado y aceite de oliva virgen o virgen extra. En el mercado podemos encontrar aceite 0.4 ó 1.0 gr. Son los más abundantes en el mercado y este tipo de aceite tiene un sabor muy similar a los aceites de semillas.

Además podemos encontrar los aceites de orujo en el mercado. El orujo es una parte deshechada de la aceituna en el proceso de extracción del puro aceite de oliva virgen extra. Necesita de disolventes y refinados para su uso directo.

Con esta amplia categorización del aceite de oliva esperamos haber dejado perfectamente indicadas las diferencias entre uno y otro, destacando al consumidor la diferencia principalmente entre un aceite de oliva, un aceite de oliva virgen y un aceite de oliva virgen extra.

En posteriores entregas daremos más información referente a la normativa del aceite con respecto a qué valores deben de aparecer en las etiquetas y así evitar problemas como la retirada de distintas marcas de aceite de oliva de las estanterías de grandes superficies.